lunes, 21 de noviembre de 2016

DIARIO DE MI BODA | La elección del vestido de novia


Resultado de imagen de tienda de vestidos novia

Uno de los papeles más importantes del día de nuestra boda, lo cumplirá ¡nuestro vestido! Y es algo, que no podemos dejar para el último momento, ni muchísimo menos. Pero, tranquilas, tampoco es tan difícil dar con el ideal. Aunque si tenemos que tener claros varios aspectos:


1. NUESTRO PRESUPUESTO
Lo primero que tener en cuenta a la hora de elegir nuestro vestido es el presupuesto del que disponemos. Recordad, que con 'vestido' nos referimos a todo lo que esta palabra conlleva (cancán, complementos como el velo, etc.)
Si tienes claro tu presupuesto, lo mejor es que el día de las pruebas lo indiques claramente y no te pruebes ningún vestido que no se adapte a tu idea. 

2. DEFINE EL ESTILO DEL VESTIDO (en función de tu estilo de boda)
Si la celebración es en una catedral, el estilo podría ser un corte princesa. Si es una gran finca, podemos decantarnos por un corte sirena y si por el contrario es una boda campera o en la playa nos decantaremos por un estilo más hippy o ibicenco y posiblemente de corte imperio.

3. LOCALIZA LA TIENDA
Lo mejor es comenzar por las tiendas más cercanas a nosotras. Encontrar el vestido en nuestra ciudad nos ahorrará muchos viajes (sobretodo durante las ultimas pruebas).
Pide cita en cuantas tiendas consideres que debes hacerlo. 

4. CONSEJOS PARA ELEGIR MI VESTIDO.
Lo primero que toda novia debe recordar, es que ese día más que nunca debe sentirse ella misma. El vestido debe ir con nuestra personalidad, con nuestro estilo, con nosotras. No os 'disfracéis'. Sed vosotras mismas, sentiros vosotras mismas.

Busca un vestido sencillo dentro del estilo que más te guste. Recargar un vestido no lo hace más hermoso. Busca destacar una cualidad de él (la espalda, pedreria, escote, cola,...) si buscamos que nuestro vestido destaque en todo, finalmente no destacará por nada.

5. LLEVA ACOMPAÑANTES
Lleva contigo a las personas que mas te conocen, que conocen tus gustos y que tienen tan claro como tu lo que buscas, así cómo lo que te sienta bien y te favorece. Selecciona a las personas de confianza que te van a decir verdaderamente lo que opinan sobre los vestidos que te vas probando.
Viendo su cara, sabrás cuál es tu vestido.
En este punto, lo mejor es no excederse, pues llevar a demasiadas personas puede llegar a confundirte si hay mucha variedad de opiniones. Entre dos y tres está lo ideal.

6. ULTIMA DECISIÓN
Recuerda que la última palabra es tan solo tuya. Eres tu quien llevará el vestido, por ello debes sentirte cómoda con él y sentir que 'es el vestido'.
Cuando lo tengas puesto, no habrá duda, reconocerás tu vestido. Si no ocurre así, ¡sigue buscando! eso es que aún no lo has encontrado

1 comentario: